GUIAS ALIMENTARIAS PARA LA POBLACION ARGENTINA




BIOALIMENTACION -Marzo 08 -

Las Guías alimentarias para la población argentina se acompañan de una gráfica: “la Gráfica de la Alimentación Saludable”, que ha sido diseñada para reflejar cuatro aspectos fundamentales a tener en cuenta en la alimentación cotidiana:
1. Consumir una amplia variedad de alimentos.
2. Incluir alimentos de todos los grupos a lo largo del
día.
3. Consumir una proporción adecuada de cada grupo.
4. Elegir agua potable para beber y preparar los alimentos.
La base de una alimentación saludable es comer en forma eqilibrada todos los alimentos disponibles.

Para hacer su correcta selección y su adecuado consumo
se los clasifica en diferentes grupos para facilitar su comprensión.

Existen diferentes maneras de ilustrar estos grupos de alimentos en una gráfica. La más conocida es la pirámide, que es de origen norteamericano.
La “Gráfica de la Alimentación Saludable” ha sido diseñada especialmente para nuestro país y fue puesta a prueba, junto con otras dos gráficas, en distintos grupos de personas (366 personas de diferentes edades y ocupaciones y 297 nutricionistas).
La mayoría eligió esta gráfica porque transmite la idea de “alimentación completa, variada y proporcionada” de manera “llamativa”, “original” y “atractiva”, y la
relaciona con:

 “un camino que conduce a la alimentación
saludable”,

 “una fuente de vida que fluye y nutre”,

 “un ciclo de vida que incluye alimentos necesarios
para la vida humana”,

 “dinamismo y movimiento”.

Efectivamente, la gráfica pretende transmitir la idea de que la alimentación diaria puede ser planificada adecuadamente sin ser esquemática.

Los alimentos se encuentran agrupados teniendo en cuenta las sustancias nutritivas que poseen. Hay algunos alimentos que contienen cantidades mayores de alguna de esas sustancias nutritivas o la contienen de una manera más “biodisponible”, es decir, nuestro organismo puede aprovecharla al máximo. Es el caso del hierro contenido en las carnes, que tiene mayor “biodisponibilidad” que el hierro contenido en los
alimentos de origen vegetal.
Entonces, a los alimentos que contienen mayor cantidad de una sustancia nutritiva o que la contienen en forma altamente biodisponible se los conoce como
"alimentos fuentes" de esa sustancia.
Así, la gráfica está formada por seis grupos de “alimentos fuente”:

1- Cereales (arroz, avena, cebada, maíz, trigo), sus derivados (harinas y productos elaborados con ellos: fideos, pan, galletas, etc.) y legumbres secas
(arvejas, garbanzos, lentejas, porotos, soja): son fuente principal de hidratos de carbono y de fibra.

2- Verduras y frutas: son fuente principal de vitaminas C y A, de fibra y de sustancias minerales como el potasio y el magnesio. Incluye todos los
vegetales y frutas comestibles.

3- Leche, yogur y queso: nos ofrecen proteínas completas que son fuente principal de calcio.

4- Carnes y huevos: nos ofrecen las mejores proteínas y son fuente principal de hierro. Incluye a todas las carnes comestibles (de animales y aves de
crianza o de caza y pescados y frutos de mar).

5- Aceites y grasas: son fuente principal de energía y de vitamina E. Los aceites y semillas tienen grasas que son indispensables para nuestra vida.

6- Azúcar y dulces: dan energía y son agradables por su sabor, pero no nos ofrecen sustancias nutritivas indispensables.

TODOS ESTOS GRUPOS SON IMPORTANTES.

Consumirlos en las cantidades adecuadas y proporcionadamente nos ayuda a vivir con salud.